Tierra 616

viernes, junio 24, 2005

El pensamiento débil

[...]

Pero las teorías de la anticoercitividad surgidas en Norteamérica no están solas. Existe una contraparte europea, o mejor dicho italiana, que está representada por un profesor de la Universidad de Turín: Gianni Vattimo. Para él todo pensamiento que afirme ser o buscar una armonía con el mundo objetivo está totalmente fuera de lugar. Su categoría básica es el llamado “pensamiento débil” (“pensiero debole”). Rechaza la metafísica, porque sus categorías estarían debilitadas. Vattimo teme y rechaza que su pensamiento débil se transforme en un sistema metafísico -cree que la “aventura metafísica del pensamiento, como la llama, ha llegado ya a su fin-, o en un principio de síntesis, y postula más bien que esa condición de “debilidad” es la que genera la crisis sobre la verdad y la nutre. Para él no hay verdad como tal. En su ensayo de reivindicación de Nietzsche y en su uso de Heidegger postula una recuperación del irracionalismo, al que considera aún “no suficientemente exorcizado”. Para él “la racionalidad debe debilitarse en su mismo núcleo, debe ceder terreno, sin temor a retroceder hacia la supuesta zona de sombras”. Para Vattimo lo verdadero “no posee una naturaleza metafísica o lógica, sino retórica”. Tenemos acá una implícita declaración de nominalismo. Así: “Un pensamiento débil lo es... en virtud de sus contenidos ontológicos, del modo como concibe el ser y la verdad: en consecuencia, es también un pensamiento desprovisto de razones para reclamar la superioridad que el saber metafísico exigía en relación a la praxis”.

...

Etiquetas: