Tierra 616

domingo, julio 02, 2006

sencillamente

.

2 de enero de 1915
.
Anteayer por la tarde me enteré de repente de que
tenía que salir inmediatamente para Viena con mi
comandante. Ayer por la mañana temprano llegamos
aquí a Viena. Comprensible e inmensa sorpresa y
alegría de mamá, etc. Ayer no trabajado nada, sino
dedicado sencillamente a mi familia. Hoy por la mañana,
compras. Ahora, a mediodía, estoy aguardando a XXX,
con el cual tengo que resolver asuntos oficiales.
Sólo quiero anotar que mi estado moral es ahora
mucho más bajo que, por ejemplo, en Pascua.