Tierra 616

viernes, septiembre 29, 2006

LAS REGLAS DEL JUEGO

«Decide hacer de sí misma un objeto, una herramienta; Klemmer deberá decidirse a utilizar este objeto. Erika presiona a Klemmer para que lea la carta y en su interior le ruega que, una vez que la haya leído, ignore su contenido, por favor. Aunque sólo sea porque lo que él siente es verdadero amor y no simplemente el resplandor que rebota en los colchones. Erika evitará a Klemmer si él se niega a utilizar la fuerza con ella. Pero se sentirá feliz con su cariño, que excluye utilizar la violencia contra el objeto de su amor. Sin embargo, sólo con violencia podrá apropiarse de Erika. Ha de amarla hasta el punto de entregarse a sí mismo, entonces ella lo amará hasta la negación de sí misma. Uno al otro se ofrecen sin cesar pruebas bien documentadas de cariño y entrega. Erika espera que Klemmer jure prescindir de la violencia, por amor. Erika se negará, por amor, y exigirá que se cumpla lo que pide detalladamente en la carta, pero espera de todo corazón no verse sometida a lo que pide en la carta.»