Tierra 616

miércoles, febrero 07, 2007

LECHE MANCHADA

Nadie es quién para dar consejos. Y éste es el mejor consejo que puedo dar. Por mucho que me lo pidáis, ya no daré ninguno más. Ni uno sólo. ¿Que por qué? Pues por muchas razones. Algunas de ellas vienen al caso y otras no. Así que, a falta de consejos, os daré una de esas razones. Resulta que hace unas semanas oí a cierto guionista hacer unas curiosas declaraciones. Este ínclito literato venía a decir que tanto el cine como la literatura eran puramente dogmáticos, que todo lo que proponían se basaba en el final, que sin final ni una película ni una novela tenían sentido, que había que esperar hasta la última frase, hasta los créditos finales para que se nos revelara a cuento de qué venía todo aquello. Los consejos comparten con cine y literatura ese mismo dogmatismo. Y por consejos entiéndase tanto la ampulosa conclusión de un post como la melosa voz en off de Anatomía de Grey. Huelga decir que tanto una como la otra no son sino una pobre edulcorización de las mencionadas artes. Así pues, no daré más consejos, pero tampoco los recibiré. Yo, como el joven Törless, he alcanzado un estado en el que la moral no tiene cabida. Desde donde estoy, el sentido de un consejo se me antoja tan innecesario como el propio consejo. El valor que proponen me parece irrelevante porque el tiempo ha abandonado su lugar como concepto. He vuelto, de alguna manera, a mis días de prepúber. Por aquel entonces, me pasaba las tardes de invierno tirado en la moqueta de la habitación de mi hermano con un par de cómics y una taza de Nesquick, escuchando sus discos mientras él se iba a entrenar. Por aquel entonces -afortunadamente- yo no sabía inglés y el mensaje de aquellas canciones sobrevolaba dulcemente mi inocente cabecita. Lo único que recuerdo de aquellas tardes es la sensación de ilimitado bienestar que me producía estar ahí tirado, escuchando una y otra vez las mismas canciones, sin esperar ningún sentido, sin temer ningún final.






Por cierto, si a alguien se le ocurre una buena traducción para esto, que me la diga.