Tierra 616

miércoles, septiembre 12, 2007

LA MADRE QUE ME PARIÓ

hace hoy 27 años, ahora mismo me estaría contemplando en un mar de dudas por saber qué coño sería de aquel canijo regordete con unos ojos de una hermosura maligna. A ella, a esa madre sin cuyo desaliento y castración no sería quien soy ahora, maricón, apóstata, idealista y pobre, le dedico esta canción. Va por ti.


Etiquetas: , ,