Tierra 616

domingo, septiembre 28, 2008

PRINCIPIOS

La vida está llena de ellos. Desde siempre, el ser humano ha divido su tiempo en la Tierra en toda clase de ciclos para dotarse de nuevos comienzos: eras, edades, periodos, imperios, reinados, gobiernos, años, estaciones, meses, e incluso días. Ese afán por desgajar el tiempo, por seccionarlo y delimitarlo no nace sino del error constante del presente. Todos esos ciclos no son sino nuevas oportunidades para empezar desde cero. Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha querido volver a la casilla de salida, seguro de que esta vez las cosas saldrían mejor, seguro de evitar el desastre al que le abocó sin remedio su propia naturaleza. Evangelios, cismas, reformas, contrarreformas, repúblicas, separatismos, independencias, golpes de Estado, elecciones, no han sido, en definitiva, más que vanos intentos por crear nuevos principios. Principios que nos infundan esperanza, principios que guíen nuestros pasos, principios sobre los que sustentar nuestros actos, que den sentido a las derrotas y justifiquen las victorias. Principios que nos digan que un pedazo de tierra es nuestro, que los infieles son los demás, que nuestra historia es la única historia que merece la pena ser contada. Principios creados por el hombre para el hombre. Principios basados en el artificio. Y es que el artificio ha sido la única forma que el ser humano ha podido vencer al tiempo e inventar su propia historia. Una historia llena de principios, pero sin ningún final.