Tierra 616

lunes, noviembre 24, 2008

TÚ ME VAS A ENVENENAR

Ayer, otra gema de sangre se engarzó en mi medallón. Es como si me hubieran dado un mordisco en el corazón. No duele, pero siento que me falta una parte. Quizá ya es demasiado tarde.