Tierra 616

miércoles, enero 28, 2009

¡HAGAN ALGO!

Porque si no lo hacen ustedes, nadie lo va hacer. Ni los que creen que pueden, ni los que saben que no pueden, ni los que tienen la posibilidad de hacerlo, ni los que nunca la tendrán. Ésta es la única certeza que nos queda.

lunes, enero 26, 2009

CRTL ALT SUPR

Si tuviera que hacer una lista con los momentos más peores de mi vida, (que, por supuesto, haría aquí, que para algo tengo blog) sería una lista muy larga, así que me limitaré a los vividos desde que arrancó esta segunda temporada del blog, que han sido muchos y muy variados. Iré de menos peor a más peor:

Cuando vi el último vídeo de Fangoria.
Cuando vi el último vídeo de los Killers.
Cuando Mercedes Milá se puso como las locas.
Cuando empecé a ver Polonia y me di cuenta de que no tengo ni papa de catalán.
Cuando Espe casi se muere pero al final no.
Cuando estuve buscando piso, que casi me infarto vivo.
Cuando vi en qué han convertido el Salvation.
Cuando estuve viviendo en un refugio guacanito rayano en la indigencia.
Cuando los judíos empezaron a lanzar bombas y luego culparon a los palestinos.
Cuando me empujaron en el cuarto oscuro, me tropecé y casi me caigo.
Cuando mi futuro me mandó a freír espárragos por sms.

Así que he decidido que ya está bien de malrrollismo y que yo también necesito un cambio. Aunque sea a peor, como Alaska. De momento he conseguido el teléfono de un barbitas descamisado de la Metro y una cita en los servicios de la Penúltima. Pero estoy abierto a sugerencias.


domingo, enero 18, 2009

SÈVERLED

He mirado todos los horóscopos. He analizado todas las predicciones. He examinado todos los pronósticos, y aun así hay algo que no me cuadra. Todas las señales me gritan que este año tendré mucho trabajo y mucho amor. El trabajo ya lo tengo, pero el amor no lo veo por ninguna parte. IPC, paro, crisis, el disco de Fangoria… ésas son cosas que no me interesan. Lo que yo quiero es saber es qué es el amor, porque a lo mejor ya lo he tenido y no me he dado cuenta. Quizá es porque nunca he sabido reconocerlo aunque lo tenga delante de las narices. Una vez leí algo al respecto en un libro, pero no entendí nada y lo tiré en la primera papelera que encontré. Alguna niña de vertedero estará aprendiendo qué es el amor, pero yo sigo sin tener ni la más remota idea. Este año todas las previsiones apuntan a un frente amoroso, así que quiero estar preparado. Tengo una carrera y un máster, idiomas y muchos años de experiencia, pero de esto os juro que no sé nada. Venga, decidme cómo es el amor.



miércoles, enero 07, 2009

RESIDUOS SÓLIDOS HUMANOS

El otro día estaba con mi nuevo compañero de piso viendo Gomorra. En medio de la película, me preguntó: «¿Cuántos muertos van ya?». Yo le respondí que no los había contado y seguimos viendo la peli, como si tal cosa. Por curiosidad, la camorra es responsable de 4.000 asesinatos en Nápoles desde los años 70. Por curiosidad, el ejército israelí es responsable de 600 asesinatos en 11 días de ataque a Gaza. Por curiosidad, a nadie realmente le interesan estas cifras. No eres tú a quien matan ni nadie que tú conozcas. Es un libro, una película, un periódico o un tsunami en la otra punta del planeta. Lo mismo da. Creer en su existencia es un mero acto de fe y como tal, está sujeto a todo tipo de interpretaciones. Lo más que uno puede hacer es escribir sobre ello y, si tiene suerte, ver publicadas sus palabras. Y, si uno tiene aún más suerte, puede resultar que sus palabras lleguen a mucha gente, tanta como para que hagan una película basada en ellas. Y ya, el colmo de la buena suerte sería que los críticos se pusieran de acuerdo para alabar esa película y catapultarla a los festivales más prestigiosos del mundo. Pero eso no rebajaría las cifras de víctimas. Tampoco arredraría a los sicarios. Ni, por supuesto, detendría a los ejércitos. Lo más que uno puede hacer, pues, es escribir sobre ello. Porque ni tú ni nadie que tú conozcas va a morir en Nápoles ni en Gaza, pero tampoco nadie que tú conozcas va a salvar a nadie en Nápoles ni en Gaza. Así que, lo más que puedes hacer es leer el libro, ver la película o abrir el periódico. O mejor aún, quedarte en casa follando todo el día para olvidar el horror.



viernes, enero 02, 2009

A LONG AND SAD TAIL

Hace unos días bajé a Madrid. Para amenizar el viaje, llevé conmigo una de mis últimas adquisiciones, el tomo recopilatorio de una de las obras más perturbadoras de Daniel Clowes: Como un guante de seda forjado en hierro. Recordaba los pocos capítulos incluidos en los números de Bola ocho que llegué a comprarme en su momento, pero nunca había leído la historia completa. Durante la espera en el aeropuerto, entre cambios de puertas de embarque y avistamientos de actores porno, apenas tuve tiempo de echarle un ojo al cómic, pero una vez despegamos, me lancé a devorarlo. Como muchas de las demás obras de Clowes, es una historia impensable en cualquier otro formato que no sea el cómic. El Universo Clowes marca un ritmo fantasmagórico que raya en el surrealismo de carretera más extremo: divinidades travestidas de marcas registradas, criaturas mágicas convertidas en parias, terrorismos humanistas y amores suicidas. Al estilo de la Alicia de Carroll, el Clay de Clowes se deja vencer por la curiosidad para embarcarse en una travesía errática por un submundo que invierte todos los valores convencionales sin ningún pudor. Un decorado fantástico para mostrarle al lector la de otra manera inenarrable sordidez de la que somos capaces. Todo un viaje por el lado más oscuro del ser humano, ése que la sociedad ha decidido omitir en aras de una felicidad plastificada. Al aterrizar, me di de bruces con esa misma sociedad, en pleno apogeo de unas tradiciones que, aunque hace mucho que trascendieron los motivos religiosos, siguen reforzando unas formas de vida cuya única función es la de mantener la maquinaria en marcha para que el sistema no se derrumbe y las jerarquías permanezcan en el poder. Por eso nunca está de más que alguien nos recuerde que dentro de este mundo hay muchos otros mundos, sólo hay que seguir al conejo adecuado.