Tierra 616

martes, febrero 17, 2009

ELECTROCHOQUES

Triunfó el Sí en Venezuela pero la revolución bolivariana no se perpetuará. Tras este espaldarazo y el reciente referéndum para reformar la Constitución en Bolivia, lo más lógico es que, con Colombia como aliado estratégico, Estados Unidos mueva ficha. Y lo hará porque es el movimiento más inteligente para, ellos sí, perpetuarse en un poder transnacional y transpartidista. Gracias a la imagen renovada que ha proyectado la campaña de Obama, todos los acontecimientos que ocurran a partir de ahora serán difícilmente atribuibles a EE. UU., más interesado en otra renovación, ésta de índole económica, igual de aparente que la política. El guiño aperturista hacia Cuba, la retirada de Irak una vez cumplidos los objetivos (es decir, controlados los recursos, repartidos los contratos y desviados los fondos), el desgaste en Afganistán, la mano tendida hacia Irán (con todo lo que eso supone), el cada vez mayor lastre diplomático de Israel y la siempre delicada situación de Pakistán reducen mucho las salidas militares de la mayor superpotencia del mundo. Por eso no es raro que sea Chávez, un enemigo declarado de EE. UU., un líder incómodo, un militar que se hizo con el poder con un golpe de Estado en un país rico en petróleo que quiere proyectar una imagen de progreso y bienestar a partir de postulados contrarios al capitalismo (un capitalismo más inestable que nunca), no es raro, digo, que sea él el próximo en caer. Ya sólo queda saber si será una trama, un complot, un montaje, una traición, un sicario o, en el peor de los casos, una matanza organizada para arengar a sus opositores. Cualquier método es válido para suspender las reglas del juego democrático. Hasta el electroshock.



lunes, febrero 16, 2009

LA ERA DE ACUARIO

Por fin llegó. Y en este nuestro país, como no podía ser de otra manera, lo hizo de la mano de Radiotelevisión Española, ese ente ectoplasmático travestido en corporación dermoestética. Como anfitriona de tal magno evento, una Alaska que hizo su entrada de confetti, traca y megatrón en Poblenou subida en un carruaje, cual marismeña en la Feria de abril. Siguiendo la máxima de los sabios herméticos, la conjunción de astros que se estaba fraguando en el cosmos se reflejó en España en una suerte de orgía de buenrrollismo desencadenado como no ha parido madre. Nada puso freno a los fastos con los que RTVE querían celebrar la entrada en la nueva era (Eurovisión siempre ha sido una tapadera para llegar a retransmitir esta gala): ni los problemas de sonido, ni los becarios de la realización, ni los desahogaos que se atrevían a cantar delante de las cámaras, ni el frenillo de Alaska, ni los dobles mortales de los eurofans, ni las imputaciones del jurado, ni la Nancy pastillera, ni la Bratz rumbera. Aquella noche, nada pudo impedir que España entera, con una copa en la mano y una fluoxetina en la otra, se hermanara para darle la bienvenida a la Era de Acuario. Ahora por fin ella podrá recuperar su reino.

sábado, febrero 14, 2009

VIOLENCIA POP

Son muchas las voces que claman una acción directa de los Gobiernos sobre los sistemas económicos que ellos mismos ayudaron a liberar. Otros abogan por aprovechar la ocasión para refundar las relaciones Estado-Economía y que ambos sienten la cabeza de una vez. Hay quien incluso ve en esta crisis una oportunidad para desmantelar un sistema injusto cuyo único fin es la acumulación. Lo que ninguno de ellos entiende es que todo este debate ya no tiene sentido: ni Davos, ni Portoalegre, ni Kioto tienen ya sentido. Nada de lo pactado se ha respetado: ni los acuerdos refrendados, ni las medidas adoptadas, ni las normativas aprobadas, ni los contratos firmados, ni los cargos jurados. Día tras día, las restricciones desaparecen, las leyes se infringen, los planes se incumplen y los compromisos se rompen. Día tras día, el contrato social va perdiendo consistencia, despido tras despido, sus palabras se emborronan, desfalco tras desfalco, su papel amarillea, impago tras impago, su vigencia adelgaza, se atenúa, se nubla. El contrato social, lo único que realmente nos separa de la insurrección, está siendo pisoteado por políticos y directivos en las mismas narices de ciudadanos y trabajadores. Ya no hay nada sagrado.


lunes, febrero 09, 2009

RUBIAS DE BOTE

Aquí iba un post sobre la decadencia del mundo contemporáneo, resultado de la irresponsable obsesión por acumular capital y la creación de expectativas irreales generadas por el entramado mediático. Pero creo que con esta foto de Madonna y su chulo queda todo explicado. Por cierto, me acaban de comunicar que tengo entrada para ver en Madrid a ese señor hetero que es Brandon Flowers. Ahora sólo espero que para cuando baje Espe ya esté bajo arresto domiciliario. O en la hoguera. Os lo digo como amiga envidiosa e indignada a partes iguales, tías.



lunes, febrero 02, 2009

TIEMPO MUERTE

La gente no sale. Los bancos no dan crédito. Los sueldos se congelan. Las temperaturas no suben. Espe sigue suelta. La muerte, en definitiva, acecha en cada rincón, debajo de cada rama al viento y dentro de cada edificio de la ONU. Cualquier método es bueno, aunque sea desproporcionado: un coche bomba, un tiro en la nuca, misiles tierra-aire, suicidas entrenados, ejércitos pagados, espionajes, contraespionajes, fusiones, adquisiciones o suspensión de pagos. Nunca un acto pudo ser menos justificado. Las leyes de la Naturaleza neoliberal son ahora papel mojado, devenido en un lodo de palabras vacías y carteras llenas. La paranoia, la euforia, la confianza y la desconfianza, la provocación y la reacción son terrenos ajenos a la lógica, creaciones ulteriores de un plan anterior. Nunca un gesto pudo decir menos. Recortes, restructuraciones, reajustes, reformas, no son más que reencuentros con antiguos presupuestos neomalthusianos. La franja de Gaza no se invadió como respuesta a. Las fábricas no cerraron por falta de. Nunca un cohete pudo matar a tantos niños. Nunca un fraude pudo despedir a tanta gente. Días de prensa, de esa prensa que también lleva años muerta, han reblandecido el terreno para la revuelta, han vaciado el banquillo de los acusados, pero no nos olvidemos de que los lobos siguen cuidando de los corderos. Espe sigue suelta. Nunca una muerte pudo quedar tan impune.